Bernarda Massolo, la joven que fue quemada por su novio en Brasil, ya se encuentra en Santa Fe

La paciente presenta quemaduras que abarcan entre un 50 y 60% de su cuerpo. “Actualmente está con antibióticos, respirardor, coma inducido y tiene un pronóstico reservado dada la gravedad del caso por la profundidad de las quemaduras, que la hacen una paciente de alto riesgo de vida”, detalló el director de hospital Cullen de la ciudad capital

El gobierno provincial logró concretar este domingo el traslado de Bernarda Massolo desde la ciudad de Santa María – Brasil a las instalaciones del hospital Cullen en la ciudad de Santa Fe. Massolo fue prendida fuego por su pareja mientras dormía hace 9 días. Desde entonces, autoridades provinciales estuvieron en permanente contacto para lograr trasladarla a su ciudad natal.

Al respecto, el director del hospital Culen, Juan Pablo Poletti, afirmó que “la paciente lleva 9 días de evolución de sus quemaduras. Luego de un traslado en avión sanitario, arribó este domingo al Aeropuerto Metropolitano Santa Fe y desde allí fue trasladada por el 107 hasta el hospital Cullen, donde fue internada en la unidad de terapia intensiva. El equipo médico de esta unidad, de cirujanos plásticos y de quemados del hospital la están tratando; así como también el equipo de salud mental que abordó la contención de la familia”.

“La paciente llegó hemodinámicamente estable pese a la gravedad del caso, ya que previo al traslado se nos avisa desde Brasil que hoy a las 6 de la mañana había realizado un paro cardiorrespiratorio. La paciente se recuperó de ese paro y se logró que esté en condiciones del traslado para poder concretar la llegada al hospital”.

“Hasta el momento ya se realizó una primera evaluación, faltan los estudios complementarios, pero se encuentra estable, con quemaduras que abarcan entre el 50 y 60% de su cuerpo. Ello implica toda la espalda, el tórax, el abdomen, ambos miembros superiores y ambos miembros inferiores. La paciente ya fue evaluada por cirugía plástica, se realizó la primera curación en terapia por los cirujanos especialistas en quemados y junto con el soporte técnico de terapia. Actualmente está con antibióticos, respirardor, coma inducido y tiene un pronóstico reservado dada la gravedad del caso por la profundidad de las quemaduras, que la hacen una paciente de alto riesgo de vida”.