Caso Genaro Fortunato: la Corte confirmó que Julieta Silva lo mató de forma accidental

El máximo tribunal mendocino confirmó que se trató de un homicidio culposo y ratificó la condena de 3 años y 9 meses de prisión

La Corte provincial mendocina confirmó que la sanrafaelina Julieta Silva (30) atropelló y mató accidentalmente a rugbier sureño Genaro Fortunato (25), luego de salir del boliche sanrafaelino “La Mona”, en 2017.

Hace minutos, la Sala Penal de la Suprema Corte de Mendoza, conformada por José Valerio, Mario Adaro y Dalmiro Garay ratificó la condena de tres años y nueve meses de prisión y ocho años de inhabilitación para conducir por el delito de homicidio culposo agravado, que en setiembre pasado fue dada por  el Tribunal Penal Colegiado N° 1 de San Rafael.

De esta forma el máximo tribunal provincial desestimó los pedidos de casación realizados tanto por el Ministerio Público como por la defensa de la mujer que actualmente cumple la condena en su casa.

Fernando Guzzo, jefe de los fiscales de Homicidios, había pedido a la Corte que considerara el caso como un homicidio con dolo eventual, cuya pena es de 8 a 25 años de cárcel.

En tanto que Alejandro Cazabán, defensor de la comerciante y madre de dos hijos,  había solicitado absolución de su clienta o bien que se bajara la pena establecida por los jueces Rodolfo Luque, María Eugenia Laigle y Julio Bittar.

El 9 de setiembre de 2017, en la puerta de “Mona Bar” de San Rafael, Silva atropelló a Fortunato. Desde ese momento, el accidente se transformó en un caso mediático impulsado por las circunstancias y los protagonistas.

Inicialmente la carátula de expediente fue “homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía y en concurso ideal”. Ahora la Corte ratificó que fue un fatídico accidente.