El CAJ Rosario actuó como querellante en el caso Zulatto y condenaron a los acusados

La Justicia provincial sentenció a prisión perpetua a los dos imputados. El Centro de Asistencia Judicial representó a familiares de la víctima, un joven asesinado en agosto de 2016

Con la participación del Centro de Asistencia Judicial (CAJ) de Rosario como parte querellante, se conoció este lunes la decisión del tribunal penal integrado por los jueces Facundo Becerra, Ismael Manfrín y Juan Carlos Curto de condenar a Andrés Soza Bernard y a Darío Omar Motier a prisión perpetua por el delito de homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria, agravado por el empleo de arma de fuego, cometido contra Fabricio Zulatto. El joven de 21 años había sido asesinado en agosto de 2016.

Los familiares de Zulatto fueron asistidos por un equipo de profesionales del CAJ, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, integrado por los abogados María Noel Severo, Juliana Tagliatti y Jorge Haurigot. Esta repartición provincial tiene la misión de brindar asistencia jurídica e interdisciplinaria a víctimas y testigos de delitos. Por parte del Ministerio Público de la Acusación, intervino en el juicio la fiscal Georgina Pairola, quien condujo una extensa investigación mediante la cual se pudo dar con los autores del homicidio y posteriormente atribuirles la responsabilidad penal correspondiente.

Para arribar a la condena de prisión perpetua fue necesario transitar un prolongado juicio oral y público, el cual duró más de tres semanas y contó con la participación de numerosos testigos y peritos expertos, quienes mediante sus testimonios permitieron reconstruir lo acontecido ese 9 de agosto de 2016. En esa fecha Zulatto fue ultimado de tres disparos en la cabeza, luego lo encontraron enterrado en un pozo en el patio de una casilla de una villa de emergencia.

La lectura del fallo tuvo lugar en el Centro de Justicia Penal, en presencia de los profesionales intervinientes y de una gran cantidad de familiares, amigos y allegados de la víctima, quienes se acercaron a oír la decisión del tribunal.

El director Provincial de Acceso a la Justicia y Asistencia Judicial y titular de los CAJ, Fernando Sirk Marezca, sostuvo que “estamos muy contentos con el resultado del juicio, ya que uno de los objetivos principales era lograr que se aplique la máxima pena prevista. Sin dudas la prisión perpetua es una gran noticia para la institución y, especialmente, para la familia de Fabricio”.