El sindicato de aceiteros y la empresa Buyatti llegaron a un acuerdo

El ministro de Trabajo, Julio Genesini, encabezó la audiencia donde el sindicato y la empresa acordaron implementar un “régimen de planta en marcha” para la continuidad laboral de los trabajadores

En la dirección Regional Rosario del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se realizó este miércoles una audiencia entre representantes gremiales de los trabajadores y referentes de la firma Buyatti. En el encuentro, las partes lograron alcanzar un acuerdo a partir del cual se logra la continuidad de la fuente laboral de los trabajadores y la reactivación de la planta elaboradora de aceites vegetales emplazada en Puerto General San Martín.

De la actividad participó el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini, quien se manifestó “muy satisfecho por el acuerdo alcanzado”, y agregó que de este modo “culmina un proceso de mucho tiempo, que atravesó dificultades pero que salió adelante por el gran esfuerzo en conjunto que realizaron empleadores y el sindicato”.

“Este es un paso importantísimo en momentos donde hay dificultades para el sostenimiento de las empresas y los puestos de trabajo”, sostuvo el funcionario y aseguró que “en Santa Fe hay un compromiso muy fuerte con la defensa de la producción y el empleo”.

A su turno, el secretario general del Sindicato de Aceiteros del Departamento San Lorenzo, Pablo Reguera, afirmó que “estamos contentos por arribar a este acuerdo para que se reincorpore el personal de Buyatti tras una larga lucha”.

Por último, el director provincial de Relaciones Laborales, Mario Gaggioli, valoró que “tras innumerables audiencias y muchas instancias de diálogo, hemos logrado la contención de los trabajadores como del propio sector empresarial. Todo eso se ha plasmado en este acuerdo que logramos hoy”.

SOBRE EL ACUERDO
El acuerdo homologado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social establece que bajo el régimen de puesta en marcha de la planta se haya logrado la reactivación de la misma, con la reocupación del personal, lo que implica la percepción de los salarios convencionales con el seguimiento mensual en conjunto del nivel de actividad fabril del establecimiento.