Javkin propuso nueve medidas para ordenar el control de la ciudad

El precandidato a Intendente de Arriba Rosario (FPCyS) Pablo Javkin y la precandidata a Concejala María Eugenia Schmuck, presentaron nueve medidas con el objetivo de ordenar la ciudad y mejorar el control.  La propuesta se basa en la idea de unificar las funciones de los agentes de control para que todos puedan actuar en todos los casos, como control de tránsito, picadas, violencia de género, venta ilegal, ruidos molestos, entre otras problemáticas que afectan a los vecinos. Para que actúen con velocidad y cercanía, Javkin y Schmuck plantearon la necesidad de instalar seis bases descentralizadas, una en cada distrito, abiertas las 24hs. También la creación de un único número al que los vecinos puedan llamar para hacer sus reclamos.

Dijo Javkin: “Para que la ciudad funcione tenemos que vivir más ordenados. Que se circule por donde corresponde, que todos respetemos los horarios de descanso, que las reglas sean claras, que se cumplan y que se hagan cumplir. Hoy, si un agente de Control Urbano ve una doble fila o una rampa de discapacitados obstruida y le piden que actúe, no puede hacerlo. Por eso propongo que todos los agentes de control actúen sobre todas las infracciones, es el modo de ampliar la capacidad del Estado sin gastar más plata”.

Javkin y Schmuck propusieron también la creación de un número único de reclamos. “Hoy, para cada reclamo hay que hacer un trámite diferente, llamar a un teléfono específico. Hay que tener un sólo número de reclamos, claro y sencillo, el tiempo del vecino es importante. No puede ser que se los derive de una dependencia a otra. Hay que terminar con eso” aseguraron.

Otra de las medidas propuestas es la puesta en funcionamiento de un sistema de aviso anticipado de las obras en las calles. “Proponemos instalar agentes de tránsito que avisen de las obras desde no menos de 800 metros antes y que organicen los desvíos. Así se evitan los embotellamientos en las ciudades ordenadas y en Rosario podemos hacerlo. No es más caro, es ordenar los recursos como corresponde”.

La batería de medidas prevé la adquisición de equipamiento tecnológico para los agentes, GPS y cámaras de videovigilancia en todos los móviles conectadas al Centro de Monitoreo y Vigilancia Municipal, sumando así 170 nuevas cámaras al sistema de video vigilancia. A su vez los inspectores contarán con dispositivos digitales  conectados a la central para capturar imágenes en la vía pública y generar actas digitales. Las comunicaciones por handys serán digitales y cifradas en su totalidad evitando filtraciones de información que puedan ser escuchadas por bandas delictivas.

En este sentido se habilitará la posibilidad de controlar infracciones a partir del sistema de videovigilancia para faltas graves como el estacionamiento en doble fila, conducción peligrosa, estacionamiento en las veredas, rampas y lugares indebidos, entre otras situaciones. “Estas medidas no tienen ninguna pretensión recaudatoria, por eso el producto de las multas que se labren será destinado al Hospital de Niños y al HECA, evitando cualquier fin recaudatorio.

“Hay que ser severos para sancionar cuando se viola la norma. En Rosario faltan cosas sencillas e importantes como pintar claramente y en todas las esquinas las sendas peatonales, o marcar dónde se puede estacionar y dónde no. Si hay reglas claras y las cumplimos, se reduce el conflicto y cada vez vivimos mejor. El control tiene mucho que ver con la seguridad”, aseguró Javkin.