Fue en el marco de 18 allanamientos que se realizaron en esa ciudad y localidades aledañas. Fueron detenidas 10 personas y se recuperaron 2000 cubiertas

Durante la madrugada de este jueves, el área operativa de la Policía de Investigaciones (PDI) de la ciudad de Rosario puso en marcha 18 allanamientos en esa ciudad y otras cuatro localidades vecinas, que lograron desarticular una banda dedicada al robo de cubiertas a vehículos que se encontraban en la vía pública.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a 10 personas y secuestraron aproximadamente 2000 cubiertas, herramientas, armas de fuego y otros elementos de interés para la causa en la que interviene Cecilia Brindisi, de la Unidad de Investigación y Juicio.

Los procedimientos que lograron desbaratar esta banda que operaba principalmente en la ciudad de Rosario, comenzaron alrededor de las 4:30 de la madrugada. En total, 13 allanamientos se realizaron en Rosario mientras que los restantes se distribuyeron entre Soldini, Pérez, Granadero Baigorria y Venado Tuerto.

Como resultado, fueron detenidos Claudio Jesús M., Lucas Mirko G., Jorge Antonio S., Fernando Damian A., Fabián Roque S, Gustavo Oscar F., Ramiro Gaston L., Luciano Nahuel O., Gaston Nicolas D, Luis Alberto A., y se secuestraron aproximadamente 2000 cubiertas, una escopeta, municiones, herramientas y otros elementos de interés para la causa.

Gustavo Bella, jefe de la Brigada Operativa de la PDI, explicó que “se comenzó a investigar esta modalidad de robo en vía pública, en la zona del macro y microcentro de Rosario. Se pudo establecer que había una organización que se dedicaba a la sustracción de estos elementos y que principalmente era reducidos en Venado Tuerto”.

Por su parte, Brindisi detalló que “la investigación comenzó en marzo, con apoyo de la Policía de Investigaciones y así hemos dado con esta banda y sus integrantes, es decir, los que sustraían las ruedas de los vehículos que en general, eran de alta gama. Luego las entregaban y vendían a organizadores quienes, a su vez, las revendían a otros sujetos encargados de colocarlas en gomerías y volverlas a incorporar al mercado”.

EL ROBO
La organización se manejaba principalmente en Rosario, con un jefe y un grupo de ejecutantes a cargo del robo de ruedas para luego trasladarlas a Venado Tuerto, donde eran reducidas y luego comercializadas.

En cuanto al modo en que cometían el robo, se reveló que la banda se trasladaba en un auto y tenía herramientas escondidas debajo del capó. Luego individualizaba un vehículo en la calle, ponía su auto a la par, simulaba estar reparando un desperfecto y aprovechaba para sustraer la rueda.

No hay comentarios