Una joven debió ser amputada tras someterse a una lipusucción en una clínica de la ciudad de Buenos Aires.La intervención fue en el abdomen con transferencia de glúteo

Una joven de 31 años decidió realizarse una liposucción de abdomen, con transferencia a glúteos y tuvo que sufrir la amputación de su pierna derecha, por una complicación en la cirugía.

La víctima es Mariela Ayala, quien días después de realizarse la intervención comenzó con dolores en la espalda, fue trasladada de urgencia al Hospital y allí descubrieron una enorme infección en su cuerpo, que obligó a los médicos a realizar una amputación infracondilea (es decir, a la altura de la tibia).

Actualmente la joven está con tratamientos psicológicos, psiquiátricos y con rehabilitación, para poder salir adelante. 

“Quedé inválida y casi me muero”, afirmó Ayala a los medios.

No hay comentarios