Se trata de Mario Arce, legislador formoseño por Cambiemos. Según la denuncia de su exmujer, en 1998 la obligó a interrumpir su embarazo en una clínica privada de Santa Fe

A sólo dos días del histórico debate en el Congreso por la interrupción voluntaria del embarazo, el conteo final de votos sigue reñido y el final está abierto. Sin embargo, en las últimas horas trascendió una denuncia pública contra uno de los diputados que adelantó su negativa contra el proyecto: una ex pareja reveló que la obligó a abortar.

Se trata del formoseño Mario Arce, del bloque de Cambiemos. En una entrevista con Grupo de Medios TVO había asegurado que la legalización del aborto era “inconstitucional” y calificó el procedimiento como una “afrenta de violación de los derechos humanos por privar la vida de una persona”. Hasta aclaró que debe haber más intervención del Estado para que brinde educación, ayuda y contención.

Pero su ex novia, María Eugenia Suárez, una artista plástica radicada en la ciudad de Santa Fe, denunció que hace 20 años el mismo diputado la llevó él mismo a una clínica privada donde le practicaron un aborto de manera clandestina.

A través de un video que ella misma difundió por las redes sociales, denunció que Arce la sometió física y psicológicamente. “Nos conocimos cuando estábamos en la Universidad Nacional del Litoral. Estuvimos en pareja casi dos años, desde 1997 hasta 1998. Fue una relación muy violenta”, explicó Suárez.

Cuando él se enteró del embarazo, le dijo que no quería tener un hijo en ese momento porque “no concordaba con sus proyectos”.

“En ese entonces no se hablaba del aborto con la magnitud que se debate ahora. Yo era chica y recién había llegado a esa provincia. Así que me llevó a una clínica privada en la ciudad de Santo Tomé y se encargó de todo”, contó la mujer.

Suárez recordó que cuando se despertó después de la intervención, el médico tuvo que darle una cachetada para que reaccionara. “Fue una situación de mierda y de opresión. Yo estaba anestesiada pero en shock”, rememoró y explicó que cuando se fue del lugar “ambos vimos entre cinco y seis chicas esperando su turno (para abortar)”. Consultada sobre qué pensaba Arce sobre ese mecanismo, la mujer advirtió que “él sabe que esto es un negocio clandestino y millonario”.

En su denuncia, la ex pareja también lo acusó de hipócrita y cuestionó que no tiene “ningún tipo de autoridad ética, moral y política para decidir sobre esta ley”. Consultada sobre por qué filmó un video para describir su aborto clandestino, Suárez aseguró que lo hizo “para que (el diputado) cambie su voto, porque su historia personal lo desautoriza”.

A través de fuentes cercanas al legislador, éste rechaza la denuncia y no dará declaraciones.

No hay comentarios