Jonathan Castellari, un joven rugbier fue salvajemente golpeado en un local de comidas rápidas. El ataque se produjo por su condición sexual y fue tan fuerte que podría perder un ojo

Un grupo de 8 chicos de entre 20 y 25 años golpearon ferozmente a un joven rugbier de 25 años que volvía de bailar junto a su amigo, cuando pararon a desayunar en el Mc Donald’s que funciona en  Avenida Córdoba al 3100 (Bs. As.). Mientras esperaban la comida, comenzaron a ser burlados por el grupo de jóvenes sobre la sexualidad de ambos.

En un determinado momento de la espera del pedido, Jonathan salió a fumar un cigarrillo y ahí fue abordado por los jóvenes y atacado a golpes. “Le pegaron mucho. Quise pararlos y no pude”, sostuvo su amigo quien también sufrió golpes pero no se comparan con los que recibió el joven rugbier.

En declaraciones con medios de la ciudad de Buenos Aires, María Rachid titular del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo CABA afirmó: ” Jonathan no paraba de llorar y de decirnos que le pegaron por puto”.

 

 

No hay comentarios