El transportista advirtió que había un control policial y como no tenia los papeles en regla, dejó a los niños en el estacionamiento de un local de comidas rápidas para no ser detectado

Una mujer de 29 denunció que mientras estaba esperando que su hijo de 8 llegara del colegio se enteró que el transportista que debía llevarlo a su casa, había dejado a los niños en el estacionamiento de un local de comidas rápidas ubicado en Bv. Oroño y Jorge Cura. La situación se dio a raíz de un control policial que el hombre quiso evitar.

Según informó personal policial, durante el mediodía de este lunes, una empleada notó un grupo de chicos con uniformes escolares estaba solo en el estacionamiento del fast food ubicado en la zona. Al acercarse, tomó conocimiento que los niños debían ser trasladados por un transporte escolar.

Minutos más tarde, se hizo presente el conductor de la traffic que debía recoger a los niños y así descubrieron que el hombre quiso evitar un operativo policial que se estaba realizando en la zona. Para ello, retiró a los niños del colegio ubicado en la zona, más precisamente en Jorge Cura y Santiago, los llevó a pie hasta el lugar y luego fue a recuperar el vehículo. El motivo por el cual realizó esta maniobra es que carecía de la documentación reglamentaria de la traffic.

Inmediatamente el personal policial junto a personal de Tránsito Municipal secuestraron la traffic y luego se encargaron de que los menores fueran reintegrados a sus padres. Para esto, acompañaron al dueño del transporte para que indicara a donde había que llevar a cada niño.

No hay comentarios