Un joven que se encontraba robando por la zona norte de la ciudad en inmediaciones de las calles Junín y Santa María de Oro, fue interceptado por vecinos del lugar, golpeándolo hasta la policía arribó al lugar. Por los golpes que recibió, el ladrón fue derivado al Heca

Según información a la que pudo acceder este portal, el joven delincuente se encontraba merodeando la zona y ya había cometido un robo, pero cuando quiso volver a robar la víctima se resistió y tras forcejear cayó al piso, fracturándose una mano.

Vecinos del lugar que vieron la escena intervinieron y le propiciaron una brutal paliza al ladrón, hasta que llegó a policía. Por los golpes recibidos, el ladrón tuvo que ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, mientras que la víctima (que se fracturó un brazo) fue trasladado al hospital Alberdi.

 

 

No hay comentarios