Se complicó la situación judicial de “El Pepo”: se determinó que él manejaba y ordenó su detención

El cantante negó ir al volante al momento del impacto y culpó a uno de lo acompañantes fallecidos. La versión oficial lo incrimina

La situación judicial de Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras se complicó en las últimas horas. Por orden de Cristian Gasquet, a cargo del Juzgado de Garantías N°2 de Dolores, el cantante de cumbia, pasó de estar “aprehendido” a quedar “detenido preventivamente”.

En la madrugada del sábado, “El Pepo” protagonizó un accidente en el que fallecieron dos personas: su manager, Ignacio Abosaleh, y el trompetista de su banda, Nicolás Carabajal. Mientras que él y una mujer sufrieron heridas.

El accidente ocurrió en el kilómetro 8,500 de la ruta provincial 63 que une la Autovía 2, en la ciudad de Dolores, con la Ruta Provincial 11, en el paraje Esquina de Crotto, cuando el músico, aparentemente, “quiso esquivar algo que se le cruzó” y la camioneta Honda CRV en la que circulaba despistó en la banquina, según el relato de las fuentes judiciales.

Minutos después del vuelco, el cantante fue grabado en un video difundido por Crónica en el que afirma que él no iba al frente del vehículo. “Iba manejando Nacho, iba manejando el pibito que está muerto ahí”.

Pese a sus palabras, la Justicia determinó que el músico era quien manejaba al momento del accidente, por lo que se complicó su situación procesal. El líder de “Los Gedes” está imputado por “doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas”.

El vuelco se habría producido producto de una mala maniobra resultado, en parte, de la niebla. Verónica Raggio, fiscal de la causa, ordenó que se le realice al cantante un test de alcoholemia cuyos resultados estarían listos en los próximos días.

Hasta el momento, “El Pepo”, de 44 años, está internado con prisión preventiva en Hospital San Roque de Dolores, por los politraumatismos que sufrió tras el impacto.

Por su parte, Miguel Ángel Pierri asumió la representación legal de Castañeiras y viajó a la ciudad de Dolores para empezar su trabajo. El abogado es recordado por defender en el pasado a otros referentes de la movida tropical, como el cuartetero Rodrigo Bueno y Ernesto Gauna, más conocido como “Pocho La Pantera”.