Se incendió el museo más importante de Brasil y su pérdida es total

Compartinos

El Museo Nacional de Río de Janeiro ha sido pasto de las llamas, destruyendo así uno de los museos más antiguos de Brasil y una referencia entre los centros dedicados a las ciencias y la historia natural. A eso de las 19:30 de la tarde (hora de Río), cuando ya se había cerrado al público, se ha manifestado el incendio en el palacio de San Cristóbal, la sede del Museo Nacional

El edificio que fue consumido por las llamas tiene más de 200 años y fue la residencia de la familia real portuguesa en 1808, cuando huían de las tropas de Napoleón. El recinto conservaba más de 20 millones de piezas, con exposiciones en antropología biológica, arqueología, etnología, geología, paleontología y zoología, según el sitio web del museo en Brasil.

Entre las 20 millones de piezas se presume se han perdido colecciones completas. El muse conservaba restos de Luzia, uno de los esqueletos humanos más antiguo de América. Eran el cráneo y los huesos de una mujer de 25 años que murió hace más de 11.000 años. También guardaba la mayor colección de arqueología egipcia y clásica de Latinoamérica.

Además contiene otros tesoros, como el mayor meteorito encontrado en Brasil, bautizado como ‘Bendegó’ y que pesa 5,3 toneladas. Y una colección de piezas que abarca un periodo de casi cuatro siglos, desde la llegada los portugueses al actual territorio de Brasil, en el 1500, hasta la proclamación de la República, en 1889.

Fundado en 1818 y creado por el rey Juan VI, el Museo Nacional es uno de las más antiguos de Brasil, una importante institución científica, que cuenta con más de 20 millones de valiosas piezas.