Bolivia: la Central Obrera da un ultimátum al gobierno interino para promulgar la ley de elecciones

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, indicó que en los próximos días se realizará un ampliado nacional donde se determinará las medidas que asumirán si no hay una respuesta concreta a su pedido de elecciones, informó la prensa local.

La Central Obrera Boliviana (COB) y la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) adviertieron a la presidenta interina Jeanine Áñez que si no promulga la ley de elecciones que establecen la fecha de los comicios para el 6 de septiembre, habrá una “sublevación” de los trabajadores y del pueblo.

“A partir de hoy los trabajadores nos ponemos en pie de lucha, si no se promulga la ley de elecciones los trabajadores vamos estar en las calles, y en las carreteras, una lucha conjunta, de todo el pueblo boliviano”, afirmó, citado por el diario Los Tiempos.

Huarachi convocó a las organizaciones sociales, juntas de vecinos, para que se sumen a la lucha por la recuperación de la democracia.

“Vamos a convocar a un ampliado nacional para determinar las acciones de lucha. Será en las calles, en las carreteras, hoy nos toca una lucha frontal morir con Covid-19 o morir de hambre” dijo.

Además, Huarachi lamentó que “en nombre de la pandemia”, el gobierno pretenda “endeudar al país” a través de créditos que son solicitados a organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la misma línea, Orlando Gutiérrez, secretario ejecutivo de la FSTMB, dijo: “Añez te quedan dos caminos: aprobar de manera inmediata la ley de elecciones para el 6 de septiembre y el segundo camino es la sublevación del pueblo. O te vas con elecciones nacionales democráticas o te vas con una convulsión social, porque el pueblo está cansado”.

El 9 de junio, la Cámara alta sancionó la una ley que establece que los comicios generales se realizarán en un plazo máximo de 127 días computables a partir del 3 de mayo de 2020, es decir, hasta el 6 de septiembre próximo, tal como lo planteó la propuesta del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Pero el viernes pasado, Áñez -quien asumió el poder en una sesión del Senado sin quorum tras la renuncia forzada y denuncia de golpe de Estado de Evo Morales- dio marcha en la decisión de su gobierno y que no promulgaría la nueva fecha de elecciones hasta que le enviara un informe epidemiológico que garantice que la pandemia de coronavirus estará controlada en septiembre.

Bolivia debe elegir en las próximas elecciones presidente, vicepresidente, senadores y diputados, luego de anularse en octubre pasado las elecciones que dieron como ganador a Morales para un cuarto mandato, entre denuncias tanto de fraude a su favor como de un golpe de Estado para arrebatarle la victoria y derrocarlo.