Carboquímica del Paraná: la Corte Suprema ordenó dictar una nueva resolución en causa por contaminación del río

La Cámara de Apelaciones de Rosario se había pronunciado contra la denuncia. La fábrica está acusada de verter residuos peligrosos del destilado de alquitrán en el curso de agua.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó a la Justicia Federal de San Nicolás que vuelva a pronunciarse en torno a una causa iniciada contra una empresa, acusada de provocar daño ambiental en el río Paraná al liberar efluentes gaseosos y líquidos contaminantes, informaron hoy fuentes judiciales.

La causa fue iniciada por la ONG Foro Ambiental de San Nicolás (Fomea) en la que denunció que la Carboquímica del Paraná SA “contaminaba el río Paraná y sus costas con residuos peligrosos provenientes de la actividad industrial de destilado de alquitrán de hulla”.

El juzgado Federal de San Nicolás había otorgado una medida cautelar al Foro , ordenando la suspensión de la actividad industrial de la empresa y también la de Siderar S.A.I.C. por “el daño causado al medio ambiente”.

La medida fue revocada por la Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario lo que dio origen a un recurso de queja ante la Corte Suprema que ordenó al juzgado federal que dicte un nuevo pronunciamiento..

“La contaminación investigada es considerada un desastre ambiental por la magnitud de la degradación en el ambiente de una amplia zona de las costas de la ciudad de San Nicolás y Ramallo, en donde se encuentra la empresa”, dijo a Télam el abogado de Fomea, Fabian Maggi.

“La asociación civil que interviene en la causa destacó que se encontró en el río Paraná contaminación con cromo, plomo y mercurio entre otros metales pesados”, señaló.

A su vez, indicó que “en el suelo circundante a la empresa, además de los metales pesados enunciados, se detectó mediante un análisis de la Universidad de La Plata la presencia de una densa mezcla de hidrocarburos, entre otros desechos tóxicos”.

“Uno de los efectos relevantes de esta sentencia de la Corte es el devenir de la causa penal por infracción a la ley 24.051, que involucra a las empresas nombradas y donde denunciamos irregularidades en la conducción de la investigación penal a cargo del juez Carlos Villafuerte Russo”, señaló Maggi.

“En concreto denunciamos que el juez no cita a prestar declaración indagatoria a los empresarios responsables de esa contaminación”, especificó.

“La decisión de la Corte es un duro revés para la arbitraria posición de Villafuerte Russo dado que se destacó el abundante material probatorio en la causa que acredita la existencia de contaminación con residuos peligrosos en esa zona del río Paraná, hecho que el juez se resiste a reconocer y evita avanzar proponiendo diligencias innecesarias”, indicó.

Para el abogado, “la sentencia de la Corte representa un fuerte respaldo para nuestra labor y pone más cerca el objetivo de lograr la remediación ambiental de los sitios contaminados y así garantizar el derecho humano a un ambiente sano y equilibrado”.