Conocimiento, género y comunidad: Javkin compartió encuentro entre investigadoras y referentes barriales

El Conicet Rosario fue sede de un particular intercambio de experiencias en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. El intendente enfatizó el valor de la iniciativa.

En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, este martes 11 de febrero se concretó en la sede del Conicet Rosario un desayuno entre más de 30 mujeres referentes del ámbito científico y organizaciones barriales para intercambiar experiencias y proyectar acciones conjuntas tendientes a mejorar la vida en comunidad.

El intendente Pablo Javkin fue el encargado de abrir el encuentro, previa reunión con la comisión directiva del Conicet: “Esta actividad junta dos objetivos de gestión, el primero es la igualdad de género, para nosotros es una prioridad absoluta. Tenemos un equipo predominante de mujeres. El segundo eje es posicionar a Rosario como un lugar de desarrollo científico-tecnológico; en el mundo que viene las ciudades compiten por los talentos y una de las grandes demandas es cómo rompemos las barreras para que la sociedad sepa qué pasa adentro de las comunidades científicas. Dos de las acciones más valiosas que pensamos para la ciudad se juntan”, expresó el titular del Palacio de los Leones.

La subsecretaria de Vinculación Ciudadana, Laura Bartolacci, participó también del diálogo y destacó la importancia de generar oportunidades de este tipo: “Nuestra ciudad es un polo de talento. Hay mujeres que trabajan día a día en el aporte de soluciones para el bienestar de la comunidad. Entendemos necesaria la vinculación entre científicas y vecinas de todos los barrios para intercambiar experiencias sobre su trabajo, sus logros y también las barreras de género que les impiden participar plenamente en sus actividades. En este día creemos necesario dar a conocer la labor de estas mujeres y transmitir el mensaje de que todas deberían tener la oportunidad de acceso a una educación de calidad y crecimiento”.

Luego del desayuno de trabajo, las mujeres convocadas visitaron las nuevas instalaciones del Instituto de Química Rosario (Iquir), que desarrolla investigaciones científicas y tecnológicas vinculadas con áreas de Química Básica, incluyendo Química Orgánica, Inorgánica y Analítica. Allí se estudian sus propiedades y potencial utilidad, y se desarrollan nuevas metodologías analíticas y procesos químicos con fines aplicados (medio ambiente, medicamentos, energía) promoviendo la transferencia de conocimientos al sector productivo.

Mujeres destacadas

Durante la jornada, científicas y referentes barriales expusieron sus trabajos, ideas y experiencias. A partir de ese intercambio se generaron posibilidades de acciones conjuntas en territorio.

Gabriela Gago es investigadora independiente del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR; Conicet-UNR), pieza fundamental en el equipo de Fisiología y Genética de Actinomycetes (una clase de bacterias), que dirige el doctor Hugo Gramajo. La experta impulsó este proyecto que se inició hace 7 años y que hoy es una realidad: “Conocer muchas mujeres que trabajan por la ciudad es una maravilla. Reconocemos el rol que tiene la ciencia y la educación como motor. Me pareció muy importante para ponernos a disposición y poder colaborar en cada uno de sus ámbitos. Me llevo la unión e igualdad de pensamiento para poder cambiar destinos”.

Por su parte la doctora Mariel Galassi es investigadora independiente del Instituto de Física de Rosario (Ifir; Conicet-UNR), y actualmente lleva adelante un estudio sobre nuevas terapias contra el cáncer en pacientes pediátricos: “Es importante destacar que este día ha sido tomado para poner en relieve el rol de la mujer como científica no sólo en el quehacer de generar conocimiento sino como agente de cambio”.

Giulianna Moresco estudia ingeniería química y participa activamente en el Distrito Oeste: “En esta mañana se establecieron relaciones de cooperación para seguir trabajando y vincular el trabajo científico, a veces silencioso, con las escuelas, instituciones, barrios, para que los chicos se incentiven y que sean futuros talentos de la ciudad”.

Elda Pedrazza coordina grupos de mujeres en barrio Alvear y contó que le costó mucho tomar la decisión de participar de la jornada porque sentía que no era un lugar en el que pudiera aportar algo: “Me voy enriquecida porque la ciencia deja de ser esa cosa tan fría que en los barrios imaginamos. Es maravilloso ver la cantidad de mujeres científicas, que nos abran las puertas del Conicet, conocer y poder llevar a los barrios, trasmitir esto que vivimos hoy. Creo que es lo que se necesita para transformar”, valoró.

Cabe recordar que el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia fue proclamado por la Asamblea General de Naciones Unidas en el año 2015, con el propósito de promover el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia de las mujeres y las niñas, lograr la igualdad de género y fomentar las vocaciones científicas.

 

Fuente: ROSARIO NOTICIAS.