COVID: aseguran que la vacuna rusa desarrolló anticuerpos en todos los voluntarios

Los resultados de los dos ensayos realizados en junio y julio con 76 participantes mostraron que el 100% de los voluntarios desarrollaron anticuerpos contra el Covid-19.

Nace una nueva esperanza en la lucha contra el Covid-19. La vacuna rusa “Sputnik-V” producida en Rusa contra el coronavirus produjo una respuesta de anticuerpos en todos los participantes de las primeras etapas de los ensayos clínicos, según los resultados publicados por la revista médica The Lancet.

Los resultados de las dos pruebas realizadas en junio y julio con 76 participantes mostraron que el 100% de los voluntarios desarrollaron anticuerpos contra el Covid-19. “Los dos ensayos de 42 días -incluyendo 38 adultos sanos cada uno- no encontraron ningún efecto adverso grave entre los participantes, y confirmaron que los candidatos a la vacuna provocan una respuesta de anticuerpos”, aseguró el medio especializado.

Sin embargo, en al artículo publiado en la prestigiosa revista médica se aclara que se necesitarán “ensayos extensos y a largo plazo que incluyan una comparación con un placebo, así como una mayor supervisión para establecer la seguridad y la eficacia a largo plazo de la vacuna para prevenir la infección por Covid- 19″.

A mediados de septiembre, el gobierno ruso distribuyó de manera piloto las primeras dosis de la vacuna -que aún se encuentra en fase 3– en distintas regiones del país para probar las cadenas logísticas del suministro, distribución y organización de la vacunación contra la covid-19. Finalmente, hace diez días, el país comenzó las pruebas en grupos de riesgo.

La Sputnik V fue anunciada en agosto por el gobierno ruso como la “primera vacuna contra el Covid-19. En ese momento, el jefe del Kremlin aseguró que se trataba de una vacuna segura y eficaz y contó incluso que una de sus hijas se la había aplicado.

Sin embargo, la Sputnik V recibió críticas de expertos de distinto origen, quienes tras su lanzamiento reclamaron mayor información. La respuesta no se hizo esperar. Kirill Dmitriev, CEO del Fondo de Inversión Directa de Rusia (FIDR), brindó entonces una conferencia de prensa, junto con los especialistas del Centro de Investigación Gamaleya, Alexander Gintsburg y Denis Logunov.

Esta semana, en vista de los resultados publicados por primera vez en una revista internacional revisada por pares, y tras el lanzamiento la semana pasada de un ensayo de fase posterior de 40.000 personas, un alto funcionario ruso indicó que Moscú había respondido a los críticos en el exterior.

“Con esta (publicación) respondemos a todas las preguntas de Occidente que se han hecho de manera diligente durante las últimas tres semanas, francamente con el claro objetivo de empañar la vacuna rusa”, sostuvo Kirill Dmitriev, responsable del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que financió la vacuna.