Diferencia de casos grande entre el parte provincial y los informes de localidades del sur

“Queremos corregirlo para no dejar dudas”, aceptó la directora de epidemiología, Carolina Cudos. Los pueblos reportan más positivos.

Ni contando los números de casos positivos de Covid-19 que dio el jueves 8 el parte provincial se alcanza a los que proporcionaron las propias localidades un día antes. Y esto se viene sosteniendo en los últimos meses. La comparación es con 24 ciudades y comunas del sur de Santa Fe. Es cierto que el horario de cierre es distinto, a las 17 el Ministerio de Salud, entre las 21 y 22 “los pueblos”. Pero si ni esperando el siguiente parte se aproximan los números, la falla es importante: o no se comunica bien o el camino entre los informes no está correctamente establecido. Ejemplos: Casilda informó el miércoles 7 a la noche 1.783 casos y la provincia 1.611. Y ni hasta esperando los 1.653 que el Ministerio dio el jueves siguen “sin aparecer” 130 positivos. En Venado Tuerto sucedió igual, con 2.589 y 2.380 (209 de diferencia).

¿Por qué pasa esto?

“Conocemos el desfasaje y estamos buscando la solución con una mayor conexión informática. Es una cuestión multifactorial, por las demoras en las cargas de los contagios en el sistema nacional Sisa (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino) de parte de los centros de diagnósticos, de los laboratorios, de clínicas privadas (son las que más tardan en reportar) y también de horarios de cierre de los informes”, explicó la directora de Epidemiología de la provincia, Carolina Cudós.

Del lado de los pueblos, la consideración es que “tal vez nosotros los tenemos antes porque la demora está en cuándo llegan los datos a la provincia, una cuestión de cercanía”.

La clave es coordinar mejor, y en consecuencia, para informar con precisión. Porque no es lo mismo dar datos muy disímiles. Puede haber diferencias, pero deben ser mínimas. El criterio de diagnóstico es el mismo para saber si una persona está contagiada de coronavirus.

“Queremos brindar la información más exacta y en eso también estamos trabajando. Igual, lo más importante hoy es que el paciente y el médico tienen el resultado lo más rápido posible y se pueden trazar las medidas de atención para hacerle frente a este virus tan inteligente como es el Covid-19”, aseguró Cudós.

La directora de Epidemiología confió que el jueves estuvo en Rosario y se reunió con los distintos efectores “para lograr una mayor coordinación con los informes, logramos que se encargue más gente de la carga diaria para agilizar y ser más precisos con el reporte de los casos porque nosotros queremos informarle a la gente la realidad, no que escuchen un número en un lugar y otro en sus ciudades o comunas”.

Análisis semanal

“Igual, nosotros a la curva de contagios la tomamos en forma semanal precisamente por todo esto, por las demoras de días que puede haber en la transferencia de datos que son establecidos a través del Sisa, como sucede con todas las provincias argentinas”, explicó Cudós, quien además señaló que “en el centro y norte de la provincia no tenemos grandes diferencias, es cierto también porque al haber menos casos que en el sur estamos con mejor comunicación en los partes de cada localidad”.

Una breve síntesis de este informe marca que entre estas 9 localidades del departamento Caseros la diferencia es de 478 casos menos reportados a nivel provincial. Lo mismo sucede con las 5 del departamento San Lorenzo y 203 menos. Igual con Firmat y Venado Tuerto, del departamento General López, y los 269 menos.

Y entre las 8 del departamento San Martín, que fue de los últimos en tener contagios, las cifras marcan una diferencia de 340 menos.

Otros ejemplos se dan en la ciudad de Pérez, con un informe de 606 contagios confirmados por la intendencia y 556 por la provincia, aunque la diferencia bajó a solo 1 con el reporte del jueves, en una muestra de que la diferencia de 24 horas iguala en este caso.

También hay que marcar que tres de estas localidades presentan números inversos. Bigand, Villada y Villa Mugueta notificaron menos casos en el parte que revela el Hospital San Carlos, de Casilda (atiende a 13 ciudades y comunas de la región), que los proporcionados por el parte de la provincia.

La diferencia es muy grande (169 casos) en Carcarañá con 407 reportados el miércoles y 238 los números oficiales del jueves.

Mientras que en el caso de fallecimientos también preocupa la diferencia que existe, con 17 y 5 en la vecina Pérez, con 8 y 2 en Carcarañá, aunque lo más desconcertante se da en Venado Tuerto con 57 y 28, repasando también que en Casilda se dan 41 y 36.

“Ya voy a encargarme personalmente de esto que marcan desde Venado Tuerto, no puede ser el doble de casos”, dijo Cudós.

La intención es que esto se corrija. Porque si con los demás departamentos pasa lo mismo el número sería muy diferente a estos 1.290 que se pueden sumar como diferencia en este breve informe. Entonces, proyectando, la provincia tendría más contagios que los 57.125 casos reportados el jueves de manera oficial desde que vivimos en pandemia (anoche el reporte fue de un total de 59.307 positivos).

Cinco o seis semanas más

Seguirán subiendo los números y Carolina Cudós lo tiene claro, como todos, la expectativa es “poder controlarlo con la responsabilidad de todos” y si bien prefirió no hacer futurología “porque tampoco la hice nunca”, considera junto a todo el personal de salud provincial que “esperamos unas 5 o 6 semanas más con este nivel de contagios, tal vez con un leve aumento”, al tiempo que se esperanzó en que “el comportamiento de este virus no mute por ser más agresivo para no llegar a peores consecuencias”.