Dólar a futuro: imputan a Bonadio y a Sturzenegger

El fiscal Di Lello los imputó a partir de la denuncia de diputados del FPV. CFK pidió ser querellante

Este martes, el fiscal Jorge Di Lello imputó al juez federal Claudio Bonadio y al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, en la causa por la venta de dólar a futuro, a partir de una denuncia de un grupo de diputados del Frente Para la Victoria, como respuesta a la imputación de Cristina Kirchner, Axel Kicillof y Alejandro Vanoli en esa causa. La ex presidenta pidió ser querellante.
La ‘contradenuncia’ contra Bonadio y Sturzenegger que presentaron los diputados del FPV encabezados por Héctor Recalde y Diana Conti motivó a Di Lello a imputar al juez federal y al presidente del BCRA, a quienes el kirchnerismo acusó por varios delitos: defraudación contra la administración pública, abuso de autoridad, violaciones de los deberes de funcionario público, estafa procesal, y hasta privación ilegal de la libertad.
Bonadio imputó y citó a indagatoria a la ex presidenta Cristina Kirchner; al ex ministro de Economía, Axel Kicillof; y al ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, por las operaciones con la venta de dólar a futuro durante su gestión.
La causa dólar futuro dio un vuelco cuando comenzaron a aparecer los nombres de hombres cercanos al Gobierno de Mauricio Macri entre los beneficiarios, quienes obtuvieron importantes ganancias a partir de la devaluación que impulsó la actual administración.
Nicolás Caputo, empresario y amigo de Macri; Socma, empresa de la familia Macri; José María Torello, apoderado del PRO; Mario Quintana, actual Secretario de Coordinación Interministerial, son algunos de los implicados.
“Hasta ayer, nada sabíamos sobre los ´terceros inescrupulosos enriquecidos ilegítimamente´ por la operatoria del dólar futuro, porque (Claudio) Bonadio no los individualizó, ni mucho menos los citó, como sí fuimos citados el ex Mtro. de Economía Axel Kicillof, el ex Presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, sus directores y quien suscribe”, denunció Cristina Kirchner, a través de su cuenta oficial de Twitter.
Fuente: El Intransigente