El aeropuerto de Rosario ya ajusta sus protocolos para el regreso de los vuelos

Después de casi siete meses sin actividad regular, el aeropuerto Internacional Islas Malvinas (AIR) ya está ajustando sus protocolos para el regreso de los vuelos nacionales o internacionales que desde el Ministerio de Transporte de la Nación estimaron podrían volver el próximo fin de semana. Si bien aún no existe confirmación oficial sobre el retorno de la actividad, en la aeroestación ya están ajustando hasta el más mínimo detalle de los protocolos sanitarios para evitar contagios de Covid-19. Entre otras cosas, a la terminal solo podrán ingresar los pasajeros, se habilitará una única puerta de acceso donde se controlará la temperatura y se recomendará a los pasajeros realicen los trámites de embarque (Check in) desde su casa.

Si bien las autoridades del aeropuerto están aún aguardando definiciones de autoridades nacionales y provinciales sobre la fecha de inicio de los vuelos comerciales y regulares, ya empezaron a trabajar en los últimos detalles de los protocolos para el funcionamiento de la terminal.

En la estación, frente a las ventanillas de las empresas ya se demarcaron los puntos de espera, respetando las medidas de distanciamiento social, y en los asientos del hall se colocaron indicadores para que no se usen los asientos. Además, se distribuyeron dispensadores de alcohol en gel en todas las zonas de circulación de pasajeros.

El aeropuerto Islas Malvinas es uno de los 54 aeródromos que pertenecen al Sistema Nacional de Aeropuertos (SNA). Y si bien desde el comienzo de la crisis sanitaria, el gobierno nacional determinó el cese de las actividades aéreas regulares comerciales para combatir el coronavirus, el AIR fue una de las pocas aeroestaciones que permanecieron operativas las 24 horas para las atender los vuelos autorizados por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Esta situación obligó al AIR a mantener un protocolo sanitario para resguardar a sus trabajadores y los pasajeros de los vuelos autorizados.

Desde marzo, ya se han atendido más de 350 operaciones ligadas con traslados de órganos, insumos médicos, abastecimiento de combustible, vuelos oficiales y movilización de trabajadores esenciales. Todos ellos autorizados por la autoridad aeronáutica mencionada.

Los últimos vuelos comerciales regulares operaron en el AIR el 22 de marzo cuando se realizaron las partidas de los vuelos de Copa (a Panamá ) y Gol (a Río de Janeiro). Desde entonces solo se reciben vuelos autorizados por ANAC.

Entres sus aspectos principales prevén que sólo podrá ingresar a la terminal el pasajero mediante la presentación de la documentación respaldatoria, sin permitir el ingreso de acompañantes.

La única puerta de ingreso habilitada en la terminal será la puerta central, las laterales funcionarán sólo para la salida de los pasajeros provenientes de los vuelos domésticos o internacionales.

Se deberá sanitizar el calzado antes de ingresar a la terminal para lo cual se ubicaron bateas en los accesos, donde también se controlará la temperatura.

En todo momento se deberá usar tapabocas y mantener el distanciamiento social, para lo cual se ha demarcado toda la terminal con señalética alusiva. También se han distribuido dispensadores de alcohol en gel en todas las zonas de circulación de pasajeros y se reforzaron la desinfección y limpieza de toda la terminal.

Las empresas aéreas recomendarán que el pasajero realice los trámites de embarque desde su hogar (web check in) antes de llegar a la terminal.