El Gobierno compró 10 millones de jeringas para garantizar la vacunación

Se busca proveer a las 24 jurisdicciones del país. Así se dispuso en el Boletín Oficial con la firma del ministro Ginés, González García

El Ministerio de Salud avanzó hoy con la compra de 10 millones de jeringas descartables para proveer a las 24 jurisdicciones del país a fin de dar cumplimiento al acceso de la población a las vacunas del calendario nacional, tanto para las recomendadas por la autoridad sanitaria para grupos de riesgo como para las que se dispongan por emergencia epidemiológica.

Así se dispuso a través de la Resolución 66/2021, publicada hoy en el Boletín Oficial con la firma del ministro de Salud Ginés, González García.

Con esta disposición, la cartera sanitaria aprobó una contratación de emergencia para comprar los 10 millones de Jeringas con aguja 1 CC 23G x 1″ a través del Fondo Rotatorio del Programa Ampliado de Inmunizaciones de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), por la suma de U$S 506.609,02, equivalentes a $ 44.328.289,25), es decir, 4,43 pesos cada jeringa.

La suma de dinero saldrá de las partidas presupuestarias de la cartera conducida por González García y se contabilizará con cargo al Presupuesto vigente bajo imputación sobre las autorizaciones para gastar en Fuentes de Financiamiento Internas.

Según el artículo tercero de la resolución, el Gobierno deberá transferir 506.609,02 dólares a una cuenta del Citibank en Nueva York: al tipo de cambio oficial, de 87,50 pesos.

De acuerdo con lo previsto, el Gobierno espera para los próximos meses el arribo de distintas vacunas contra el coronavirus, como la rusa Sputnik V y la desarrollada por AstraZeneca, mientras avanza con la compra de otras para hacer frente a la enfermedad.

Esta compra se suma a una efectuada en noviembre por unas 20 millones de jeringas por las que el Gobierno le pagó a la empresa ganadora de la licitación, Propato Hnos SAIC, dedicada a la fabricación y venta de insumos médicos como apósitos, máscaras, gasas, catéteres y desfibriladores, unos 58.400.000 pesos, es decir 2,92 pesos cada jeringa.