El Gobierno suspendió hasta el 31 de enero el aumento en las naftas

La medida, que se publicó este martes en el Boletín Oficial, tiene lugar tras la marcha atrás con el incremento del 5% en los precios de YPF

El Gobierno postergó hasta el 31 de enero de 2020 la suba del impuesto a los combustibles para evitar que este gravamen impacte en el precio de las naftas y el gasoil. La medida fue publicada este martes en el Boletín Oficial.

La decisión de la administración de Alberto Fernández se produce tras el freno a la suba del 5% en los combustibles de YPF, lo que hubiera impactado en la inflación y podría haber generado un efecto en cadena en otras petroleras.

Los impuestos que el Gobierno suspendió son a los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono, que se venían actualizando de forma trimestral hasta octubre de 2019. En aquel momento Mauricio Macri también decidió postergar la suba. Ambos tributos representan un incremento, promedio, del 3% en el precio final de los combustibles.

En la resolución 103/2019, el Poder Ejecutivo justificó la medida al hacer referencia a la sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública. “Tales cuestiones exigen también la estabilización de los precios de los combustibles, para lo que se hace necesario diferir el impacto que podría derivarse de las actualizaciones de los montos del impuesto sobre los combustibles líquidos”.

El decreto posterga el tributo que debía aplicarse el 31 de diciembre de 2019 para el mismo día de enero de 2020. De esta forma el Gobierno busca evitar un incremento en el precio de las naftas y el gasoil que impacte en la inflación.

Las actualizaciones deberían hacerse los meses de enero, abril, julio y octubre considerando la variación del índice de Precios al Consumidor (IPC) que suministra el INDEC. De esta forma la actualización se haría recién en febrero de 2020.