El Senado aprobó la exención de ganancias y el protocolo de protección para personal de salud

Además de estos dos proyectos vinculados a beneficios para trabajadores de la salud, también se sancionó la norma que actualiza la regulación del vínculo jurídico entre la Cruz Roja y el Estado nacional.

El Senado sancionó tres leyes bajo la modalidad de sesión virtual, de las cuales dos apuntan a otorgar beneficios impositivos y de seguridad personal esencialmente para los profesionales de la salud, en el marco de la lucha contra de la pandemia de coronavirus.

La primera establece una exención transitoria del impuesto a las Ganancias -retroactiva al 1 de marzo y hasta el 30 de septiembre- sobre la remuneración por horas extra, guardias y otros adicionales para los trabajadores de la salud pública y privada y de las fuerzas de seguridad. Además, la ley crea una “pensión graciable de carácter vitalicio para los familiares” de los trabajadores de esas áreas (además de los de gastronomía, maestranza y limpieza) que hallan fallecido “en el período comprendido entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre de 2020 como consecuencia de haber contraído coronavirus COVID-19”.

El beneficio alcanzará también al personal de las Fuerzas Armadas; de Migraciones; de la actividad aduanera; bomberos, recolectores de residuos domiciliarios y recolectores de residuos patogénicos que presten servicios relacionados con la emergencia sanitaria.

Por otra parte, la Cámara alta sancionó la “Ley Silvio”, llamada de esa manera en homenaje a Silvio Cufré, el enfermero de 47 años que fue el primer trabajador de la salud fallecido a causa del coronavirus.

Esta norma declara de interés nacional la protección de la vida y la salud del personal sanitario durante la pandemia y establece medidas de bioseguridad en establecimientos de salud, en las áreas dedicadas al tratamiento de casos de Covid-19.

La nueva ley fija protocolos obligatorios y guías para el manejo y uso de insumos para minimizar el riesgo de contagio, además de recomendar que los casos de coronavirus sean atendidos por el personal de menor edad, para resguardar a los mayores de 60 años, considerados grupo de riesgo.

Por último, se aprobó la ley que actualiza la regulación del vínculo jurídico entre la Cruz Roja y el Estado nacional, que había sido aprobado en julio de 2018 por la Cámara de Diputados. La normativa establece las “condiciones y garantías necesarias para el desarrollo de las acciones” de la Cruz Roja Argentina, en colaboración con las autoridades de la Estado Nacional, las provincias y la ciudad de Buenos Aires que la convoquen.

Además autoriza a la Cruz Roja a realizar las actividades “vinculadas con la ayuda para satisfacer las necesidades básicas y el alivio del sufrimiento que la carencia de éstas provoca” y “el dictado y certificación en todo el país de cursos de socorrismo, primeros auxilios y RCP”, entre otras.

Por unanimidad, el Senado convirtió en ley el vínculo jurídico entre la Cruz Roja y el Estado argentino y otorga beneficios fiscales a esa organización internacional; un plan de protección integral para el personal de la salud de los sectores público y privado en contacto directo con la atención de casos de coronavirus y eximir del Impuesto a las Ganancias las horas extras o guardias realizadas por trabajadores de la salud y de seguridad durante la pandemia de coronavirus entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre.

La segunda sesión virtual comenzó a las 14:15 pero fue la primera vez que el Senado debatió proyectos de ley ya que la semana pasada sólo se centraron en el tratamiento de los Decretos de Necesidad y Urgencia firmados por Alberto Fernández durante la pandemia.

La oposición ya había adelantado que acompañaría en la votación electrónica las iniciativas, pero cuestionó la celeridad y la imposibilidad de ampliar los beneficios y de introducir cambios a las propuestas con media sanción de la Cámara de Diputados.

Puntualmente, los legisladores aprobaron la regulación del vínculo jurídico entre la Cruz Roja y el Estado argentino que otorga beneficios fiscales a esa organización internacional. El proyecto, que fue aprobado en Diputados el 2018, establece condiciones y garantías a su trabajo en territorio nacional por cuestiones humanitarias en asistencia a los poderes públicos en épocas de paz, conflictos armados o disturbios internos.

La Cruz Roja colaborará con la Nación, las provincias, los municipios que la convoquen en situaciones de desastre o emergencia pública poniendo a disposición sus recursos humanos y materiales. Además, se exime a la organización internacional de las tasas por servicios de importación de insumos y bienes destinados a su uso y de cualquier otro gravamen sobre sus operaciones bancarias.

El segundo proyecto fue el denominado “Ley Silvio” que prevé un plan de protección integral para el personal de la salud de los sectores público y privado en contacto directo con la atención de casos de coronavirus. La ley crea el Programa de Protección al Personal de Salud, que incluirá la capacitación y la adquisición directa de bienes, servicios y equipamiento para garantizar la protección del personal de salud durante la emergencia.

Para ello, la normativa crea un Fondo de Protección destinado a médicos, enfermeros, camilleros, maestranza y todo el personal afectado al servicio de la atención directa de casos de coronavirus. La ley, además, propone la creación de un Registro Nacional del personal de la salud que haya sido contagiado para que las autoridades puedan hacer seguimiento de su evolución y del entorno con el que hayan estado en contacto.

Por último, aprobaron la ley que exime del Impuesto a las Ganancias las horas extras o guardias realizadas por trabajadores de la salud y de seguridad durante la pandemia de coronavirus entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre. Además, se otorga una pensión graciable a los familiares de los empleados fallecidos en esas tareas. El beneficio será para profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada y el de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, de la Actividad Migratoria, de la Actividad Aduanera y Bomberos que presten servicios relacionados con la emergencia.

Fuente: El Destape.