Frontera con Bolivia: 150 familias salteñas piden asistencia tras hostigamiento de militares bolivianos

El ejército boliviano “trabaja y hostiga” a los vecinos en territorio argentino, denunciaron. Los habitantes son de Madrejones, El Trementinal, El Algarrobito y La Medialuna

“Los del ejército boliviano nos exigen que los dejemos trabajar en paz a pesar de que todos saben que este lugar es territorio argentino”, dijo Natalie Vázquez, dirigente comunitaria de El Trementinal.

Residen en la costa del Río Tarija y si bien el lugar pertenece geográficamente al municipio de General Mosconi, este mes de aislamiento social obligatorio los afectó más que nunca.

Se trata de las 150 familias que viven en esa alejada zona de la geografía salteña pero para llegar al lugar necesariamente deben ingresar por el puente internacional Bermejo – Aguas Blancas, recorrer más de 50 kilómetros por territorio boliviano para recién cruzar el río que divide ambos países y volver a territorio argentino.

Militares bolivianos fotografiados por vecinos de El Trementinal

Los padecimientos de estas familias llevan años pero esta semana la situación ya se tornó un tanto más peligrosa cuando según relataron, los militares bolivianos que ingresan a territorio argentino, pretendieron detener a pobladores del paraje El Trementinal cuando éstos le reclamaron que ciudadanos del vecino país sigue viniendo a ese paraje sin respetar la cuarentena que rige para ambos países, a trabajar en plantaciones de caña que poseen del lado argentino.

Natalie Vázquez, que es una de las pobladoras de El Trementinal refirió que “por suerte yo llegué al lugar a caballo y me escapé pero la idea de los militares bolivianos que ingresan a nuestro paraje armados, era llevarme detenida. Yo soy cacique de esta comunidad pero para ellos eso no tiene ninguna importancia”.

Explotación de la tierra

Natalie relató, no solo los padecimientos de esas comunidades por el aislamiento al que se ven sometidos desde hace años, sino también los inconvenientes que tienen actualmente si pretenden venir hasta territorio argentino a buscar mercaderías.

“Por ahora nos estamos dando vuelta con el harina y el azúcar que recibimos en los bolsones semanas atrás. Pero cuando se nos termine no sé qué vamos a hacer. Nosotros trabajamos la tierra, tenemos nuestros animales y verduras que producimos para el auto consumo. Pero ahora no podemos bajar hacia Orán para comprar ningún larvicida ni productos que usamos para evitar las plagas, así que también estamos sin verduras. Sí o sí tenemos que pasar por territorio boliviano y nos van a detener así que la situación en la que estamos es desesperante” relató.

Predio argentino de 40 hectáreas utilizado por productores bolivianos

La joven dirigente comunal recordó que “en nuestro territorio que es de Argentina hay un productor boliviano que siembra muchísima caña. Sabemos que es un hombre de mucho poder económico, cómo será que ahora vino hasta con el ejército boliviano porque nosotros no queremos que ingresen a estos parajes por el tema de la pandemia. Ellos se mueven como dueños de casa, matan animales del monte, utilizan la tierra para sembrar porque acá no hay policía, ni gendarmería ni nadie que nos proteja, solo somos nosotros las 150 familias. Pero los militares ya nos han advertido que el 4 de mayo van a volver desde Bolivia, van a seguir trabajando en las plantaciones y que nosotros no intentemos impedirlo. Por eso pedimos que haya alguna fuerza de seguridad para impedir este ingreso de gente de otro país que no respeta el aislamiento. A mí quería llevarme detenida a Bolivia pero finalmente no lo hicieron porque yo ando a caballo y me iba a escapar. Pero no podemos vivir en esa situación”, expresó.

La división en esa alejada zona es política y si bien la marca el río eso no es impedimento para que gente del vecino país ingrese a sacar madera, sembrar o matar animales silves tres, explican los lugareños.

Piden a los gendarmes

Después de perseguirlos en territorio argentino, los bolivianos les advirtieron a los vecinos de El Trementinal que volverán el 4 de mayo y “no quieren problemas”. “Sí o sí tenemos que pasar por territorio boliviano para ir o para volver al país y nos van a detener, así que la situación en la que estamos es desesperante”, relató Natalie.

“Que venga Gendarmería a protegernos y a proteger la soberanía nacional. Ellos se mueven como dueños de casa, y nos hostigan”, finalizó.