Gabriel Real: “Es fundamental, a tantos meses del inicio de la cuarentena, proteger la salud emocional de los niños y niñas”

El diputado provincial del Partido Demócrata Progresista, Gabriel Real, presentó un proyecto de Ley (Expediente N° 40.674), que busca implementar un programa de continuidad en los procesos de aprendizajes, protección y contención emocional de la niñez, en el marco de esta pandemia y una cuarentena que ya ha cumplido 7 meses en nuestro país

La iniciativa busca diseñar un plan que contemple una combinación de clases o encuentros presenciales no obligatorios, en espacios del ámbito público, tanto educativos como deportivos, donde se mantenga el distanciamiento social y que organice el modo de socialización entre menores de 3 a 12 años de edad.

“Siempre hemos tenido una actitud responsable ante esta situación que nos toca vivir y que exige el aporte de todos porque justamente es excepcional y tiene un alto grado de incertidumbre. Sin embargo, es fundamental a tantos meses del inicio de la cuarentena proteger la salud emocional de los niños y niñas. Expertos en el tema, que se dedican a pensar y estudiar la salud mental están dejando en claro que este aislamiento puede generar graves secuelas”, dijo el legislador del PDP.

El proyecto de Ley contempla que la organización será en función de la base de datos de los grupos áulicos del cursado 2020, siendo ordenados por cada curso, teniendo clases presenciales con frecuencia alternada, y donde se podrán desarrollar actividades pedagógicas o deportivas, que fortalezcan los vínculos sociales de este segmento de la población.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Educación de la Provincia, que tendrá a su cargo en el diseño, las combinaciones de apertura y actividades, contemplando para tal caso factores de índole territorial, la vulnerabilidad de los distintos sectores de la niñez, el acceso a recursos de infraestructura y materiales didácticos y la densidad poblacional como factor de incidencia en la curva de contagios.

“Debemos gestionar otra realidad totalmente distinta de la que conocemos, asumirla con herramientas que potencien las ideas de las políticas públicas, la niñez está necesitando contención, entendimiento de sus necesidades y sus realidades que son totalmente distintas de las de los adultos mayores. La virtualidad ha jugado un rol trascendente en estos meses y ha llegado para instalarse definitivamente en muchos aspectos; pero no se puede desconocer la enorme cantidad de niños y niñas que quedan excluidos por falta de conectividad. Y además el escenario virtual no puede reemplazar el vínculo con los pares”, finalizó Real.