La Cámara baja volvió a insistir en la implementación del Juicio por Jurados en Santa Fe

Tras haber perdido estado parlamentario en el Senado, Diputados dio nuevamente media sanción al proyecto de Bermúdez que busca la democratización de la Justicia

En abril del año 2017 desde el Ministerio de Justicia Santa Fe, el Poder Ejecutivo Provincial decidió impulsar la implementación de los juicios por jurados en nuestra provincia. Dicha iniciativa se sumó al pedido del legislador Ariel Bermúdez “CREO” (FPCyS) quien hace años viene insistiendo en su implementación. En la sesión de esta tarde la Cámara baja volvió a aprobar el proyecto que había perdido estado parlamentario en el Senado.

“En estos últimos años, mucho se ha hablado de la democratización de la justicia, pero excepto en contadas ocasiones hemos tenido la oportunidad de debatir ideas y proyectos contundentes que vengan a plantear cambios estructurales, que democraticen la justicia, en virtud de saldar una demanda social urgente y de mejorar la relación entre la administración de justicia y sociedad”-sostuvo Bermúdez, una vez aprobada la iniciativa.

El proyecto de ley presentado por Bermúdez fue fruto de una capacitación coordinada por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), que integran los prestigiosos juristas Alberto Binder y Andrés Harfuch. Tanto los especialistas, como Bermúdez coinciden en que la democratización de la Justicia es una deuda pendiente y Santa Fe puede avanzar en este tema como ya lo hicieron otras provincias.

“El Senado tiene la oportunidad histórica de poder permitirle a los santafesinos participar de jurados populares, nuestra provincia debe avanzar en ese aspecto”- indicó el legislador de CREO-.

El juicio por jurados y las provincias

En Córdoba, la ley de jurados fue aprobada el 22 de septiembre de 2004 y está funcionando desde enero de 2005, habiéndose realizado más de 300 juicios. En Chaco, se aprobó en septiembre de 2015 la ley 7.661 de juicio por jurados, lo destacado allí es que se reguló un jurado especial para comunidades indígenas cuando el delito involucre como víctimas y acusados a miembros de los pueblos originarios qom, wichí o mocoví. En Neuquén, el Nuevo Código Procesal Penal establecido por Ley 2.784 en 2011, adopta un modelo de enjuiciamiento con jurados, por el que se han realizado más de treinta juicios. La ley 14.453 de juicio por jurados de la Provincia de Buenos Aires, sancionada en 2013 ya ha provocado más de cincuenta juicios por jurados con gran aceptación. Río Negro sancionó su nuevo código procesal penal que contempla el jurado obligatorio de doce vecinos y veredicto unánime. La CABA, Chubut y La Rioja se aprestan a sancionar este año sus leyes de jurado.

El caso de la Provincia de Buenos Aires

Según información de la Oficina Central de Juicio por Jurados, este sistema mejora la imagen sobre la Justicia Penal. El 90,5 % de los jurados entrevistados luego de intervenir en un juicio manifestó que mejoró su imagen sobre la justicia. La opción relativa a si había empeorado la imagen previa recibió un 0,55%. A su vez, la gran mayoría de quienes participaron como jurados, el 71,91%, quieren volver a serlo. Este dato contrasta con la reacción al ser notificados por primera vez, con porcentajes de entre el 40 y 60% de sentimiento de preocupación o rechazo. Otra conclusión importante es que la falta de conocimientos jurídicos no impide la comprensión por parte de los jurados. Sólo el 11,78% dijo tener algún conocimiento previo sobre proceso penal, pero más del 97% expresó no haber tenido ninguna dificultad para comprender las instrucciones del juez, mientras que el 97,31% dijo también que no tuvo problemas para comprender las exposiciones de las partes. Finalmente, un último aspecto positivo a considerar es que el 83,16% de los convocados manifestó que nunca pensó en excusarse.

Estos cuadros de situación que grafican las estadísticas sólo revela que es posible avanzar en la implementación del juicio por jurados y que es necesario confiar en la participación popular.