La Iglesia pide que se combatan las Economías del delito

Representantes de la Pastoral Social del Arzobispado junto a concejales de Rosario acordaron este lunes una agenda contra la violencia e inseguridad en la ciudad. Lo hicieron al concurrir a la Comisión del Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana del cuerpo legislativo local

“Las estadísticas oficiales nos permiten ver que la violencia armada está presente y con mucha fuerza en los territorios en los que no están satisfechas las necesidades básicas. Por eso cuando la Iglesia alerta sobre la situación en los barrios era imperioso sentarse a discutirlo juntos y ponernos a disposición”, explicó el presidente de la Comisión y autor de la convocatoria, Roy López Molina.

López Molina remarcó que “la pandemia expuso la realidad con crudeza” y destacó que acordaron un programa de trabajo conjunto para que la respuesta no sea sólo policial y “para sacar a los chicos de la marginalidad y las adicciones y acercarlos a la educación y el deporte”.

“La mayoría de las víctimas de asesinatos en los barrios son jóvenes de hasta 24 años que muchas veces cayeron en las redes que tendió el narcotráfico y las llamadas disputas territoriales o ajustes. El Estado tiene que desarmar eso y brindar contención. Hoy es urgente, por el presente y el futuro”, dijo el presidente del bloque Cambiemos.

Además, los presentes hicieron referencia a los delitos predatorios, fundamentalmente en los barrios. “La preocupación está en los circuitos de las economías del delito, como la reventa de los celulares que primero son arrebatados a los propios vecinos”, contó el edil.

Y agregó: “La Municipalidad tiene incumbencia y herramientas para poder actuar y cortar esa cadena a través del control de habilitaciones de comercios, en las ventas informales y en la utilización de redes sociales para vender cosas robadas”.

La bandera de la convivencia

En el encuentro, la directora de la agrupación Pastoral Social de Rosario, Viviana Wille Bille, expuso que “es dramática” la situación social. “Es algo mucho más profundo en nuestra sociedad, no sólo muertes y robos”, señaló.

“Desde nuestro lugar no podemos hablar de políticas públicas ni proponer soluciones técnicas a estos problemas, pero nuestra misión es mostrar las necesidades y la angustia que vive hoy la gente. La violencia nos afecta a todos y está relacionada con el hambre y las adicciones”, indicó Wille Bille.

En tanto, el representante de los Jóvenes de la Pastoral, Tomás Mingardo, propuso “que cada una de las partes ponga su grano de arena” y solicitó a los concejales “convocar a otras esferas” del Gobierno municipal. Para eso, pidió “levantar la bandera del diálogo y la convivencia”.

Reuniones con vecinos

Acordaron posteriormente los integrantes de la Comisión que el próximo lunes recibirán a vecinos del barrio La Florida, y a partir del miércoles 14 de abril, efectuarán encuentros en barrios para escuchar a los habitantes de las diferentes zonas de la ciudad.