Martínez de Giorgi ocupará el juzgado vacante tras la muerte de Bonadio

Así lo determinó el sorteo público que realizó este martes la Cámara Federal porteña.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi asumirá mañana miuércoles como reemplazante de su fallecido colega Claudio Bonadio por el término de un año, tras resultar sorteado hoy entre siete magistrados en un trámite público cumplido con bolillero, en los tribunales de Retiro.

El sorteo se realizó a las 11 con bolillero manual y entre siete bolillas con el número de cada juzgado participante, en la Oficina de Sorteos de la Cámara Federal porteña, en el segundo piso del edificio de tribunales ubicado en la avenida Comodro Py 2002.

Martínez De Giorgi es titular del juzgado federal 8, y su bolilla fue la que quedó sorteada para el cargo que el magistrado aceptó, según explicaron a Télam fuentes judiciales.

Los participantes del sorteo fueron Martínez De Giorgi, Sebastián Casanello, Sebastián Ramos, Julián Ercolini, Maria Eugenia Capuchetti, Rodolfo Canicoba Corral y Ariel Lijo.En tanto, la jueza María Servini se excusó por estar a cargo también del juzgado electoral porteño, su par Luis Rodríguez por motivos personales y Daniel Rafecas porque está enfocado a avanzar en una megainvestigación por delitos de lesa humanidad en el Primer Cuerpo del Ejército, según informó a la Cámara Federal.

El juzgado federal 11 es subrogado hasta hoy por el juez Sebastián Casanello, quien había reemplazado a Bonadio cuando tomó licencia.

Desde mañana quedará a cargo de Martínez De Giorgi, de 53 años, quien apenas conocido el resultado del sorteo comenzó a recibir llamados y felicitaciones por parte de sus colegas del fuero federal porteño.

El magistrado ya tiene experiencia como juez subrogante, ya que a lo largo de su carrera judicial estuvo a cargo de reemplazos en varios juzgados del fuero.

Martínez De Giorgi subrogó al juzgado federal 2 que ocupó el ex juez Jorge Ballestero, al 8 -del que ahora es titular por concurso- donde reemplazó a Jorge Urso.

Ya como juez titular del juzgado 8, asumió por dos años la subrogancia del 5, tras la jubilación de Norberto Oyarbide.

Según explicaron a Télam fuentes de su entorno, el plan de trabajo en el juzgado federal 11 pasará en primer lugar por un análisis de las investigaciones, causa por causa.

35 años en la Justicia

Martínez De Giorgi entró a la Justicia en 1985, a los 18 años, como empleado en un juzgado de sentencia y en 1992 fue designado secretario de la vocalía del ex juez Horacio Cattani en la Cámara Federal porteña.

De allí paso a ser secretario de la Cámara en 2003 y hasta 2006 cumplió ese rol en la sala II del Tribunal de Apelaciones.
Ese año asumió como juez subrogante en reemplazo de Jorge Urso, quien renunció a su cargo en el juzgado federal 8.

En octubre de 2008 se lo designó para la misma función en el juzgado federal 2, porque su titular Jorge Ballestero juró como camarista.

En 2012, juró tras ganar un concurso como titular del juzgado federal 8 y en abril de 2016 sumó a su cargo hasta noviembre de 2018 el juzgado de Norberto Oyarbide, tras la renuncia de este magistrado.

Martínez De Giorgi fue el juez que subrogando a Oyarbide envió a juicio oral a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en la causa por supuesta defraudación en el programa Sueños Compartidos para la construcción de viviendas sociales.

Actualmente tramita la causa por los parques eólicos, una investigación en la que está denunciado el ex presidente Mauricio Macri y también está a cargo de la pesquisa por el soterramiento del tren Sarmiento.

Las causas del juzgado Federal 11

Por otro lado, en el juzgado que supo conducir Bonadio se tramitan causas vinculadas a remanentes del caso de los cuadernos del remisero Oscar Centeno.

También otra pesquisa por el hallazgo de documentos históricos en la casa de El Calafate de la vicepresidenta Cristina Kirchner y por el traslado de muebles en aviones presidenciales.

Además se investiga allí la denuncia por supuestas irregularidades en la licitación de las obras del Paseo del Bajo, actualmente bajo estudio de la Cámara Federal a raíz de sobreseimientos que dictó Bonadio en diciembre pasado al ex ministro de Transporte del macrismo Guillermo Dietrich, entre otros, y que fueron apelados por la fiscalía.

Otra causa que tramita su juzgado es la llamada Operación Puf relativa a un supuesto complot para invalidar la investigación del caso Cuadernos.

A cargo del fallecido juez Bonadio estuvo también la investigación por la cuenta bancaria en Estados Unidos a nombre de la madre del fallecido fiscal Alberto Nisman, Sara Garfunkel y del técnico informático Diego Lagomarino, cuyo apoderado era el ex fiscal de la causa AMIA.

Desde el reinicio de la actividad judicial en febrero, tras la feria de verano, el juzgado federal 11 quedó sorteado para ocuparse de nuevas denuncias, como la que alude a un presunto pago al arrepentido del caso Ciccone, Alejandro Vandenbroele a cambio de su confesión.

 

Fuente: TÉLAM.