Media sanción para nuevas herramientas de financiamiento a los sectores productivos

La Cámara de Diputados aprobó la conformación de un fideicomiso productivo y un fondo de garantías para financiar a las pymes con dificultad para acceder al sistema bancario

con el voto de los diputados del bloque del Frente Progresista, Cívico y Social, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto que crea un fideicomiso productivo y un fondo de garantías para mejorar el acceso al financiamiento a los pequeños y medianos empresarios que tienen dificultades para acceder al sistema bancario.

La diputada Clara García (Socialistas-FPCyS) recordó que “la provincia tuvo históricamente su banco público, el viejo Banco Provincial de Santa Fe, que no escapó de la ola privatizadora de la década del 90 y la dejó sin herramientas financieras para promover la producción y el desarrollo. En ocasión de la última licitación del agente financiero, se incluyeron mayores exigencias, que incluyen nuevos instrumentos de financiamiento. En el caso del fideicomiso, su fondeo está vinculado al nuevo contrato vigente con Banco de Santa Fe y, por lo tanto, votar estas leyes supone poner ya mismo más de 500 millones de pesos a favor de la producción, a disposición de tantas pymes santafesinas a las que les cuesta mucho acceder al crédito bancario”. En este sentido, la legisladora fue enfática: “El gobierno tienen la plata disponible y no la usa, mientras tanto las Pymes santafesinas se están fundiendo”.

Por su parte, el diputado Maximiliano Pullaro (UCR- FPCyS) coincidió con García en cuanto a que la provincia de Santa Fe “nunca debió perder ni su banco público ni el Banco Santafesino de Inversión y Desarrollo”, al tiempo que recordó que “las mayorías legislativas de los gobernadores (Jorge) Obeid y (Carlos) Reutemann en su momento votaron la privatización” y también mencionó al actual gobernador Omar Perotti como uno de sus impulsores. “Hoy tenemos una provincia rica, pero con una debilidad que hace que en momentos como este no pueda apuntalar a la economía santafesina”, afirmó.

Pullaro también rescató las licitaciones del agente financiero de la provincia realizadas durante las gestiones del Frente Progresista, “que limitaron las comisiones cobradas por el banco, fijaron un canon para el concesionario y le exigieron un plan de negocios”.

El legislador también destacó que “durante la emergencia generada por la pandemia, las empresas no cuentan con las garantías necesarias a la hora de presentar sus carpetas para pedir préstamos y por eso es fundamental tener esta herramienta para poder apoyar a nuestras pymes y comercios cuanto antes”.

De acuerdo al proyecto, el “Fideicomiso Santa Fe Produce” busca movilizar distintas fuentes de recursos -tanto públicos como privados- y, en forma articulada con el Banco de Santa Fe en tanto agente financiero del Estado. Entre esos recursos, se contempla un 50% del canon que debe abonar el agente financiero; los que realice el mismo agente conforme a lo comprometido en su plan de negocios; aportes del Tesoro provincial y otros otorgados por organismos provinciales, nacionales e internacionales.

El Fondo Garantía Santa Fe Sapem, en tanto, es un instrumento a través del cual se podrían otorgar garantías hasta $ 7.000 millones para que micro, pequeñas y medianas empresas puedan presentar ante los bancos y así acceder a mejores opciones de plazo, tasa y condiciones de crédito, cuando no el acceso mismo al sistema financiero formal de muchas de ellas.