Para el fiscal, habría un nexo entre Bracamonte y “Los Monos”

La acusación por lavado de activos contra Andrés “Pillín” Bracamonte incluyó escuchas al cabecilla de la banda criminal, Ariel “Guille” Cantero, que para Miguel Moreno revelan “la llegada” del narco preso al líder de los paravalanchas del “Canalla”.

La acusación por lavado de activos contra el jefe de la barrabrava de Rosario Central, Andrés “Pillín” Bracamonte, incluyó escuchas al cabecilla de la banda criminal “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero, que para el fiscal del caso revelan “la llegada” del narco preso al líder de los paravalanchas del “Canalla”, informaron hoy fuentes judiciales.

El fiscal Miguel Moreno recordó durante la audiencia imputativa en la que acusó a Bracamonte de lavar más de 38 millones de pesos a través de testaferros y sociedades comerciales, que el primer allanamiento a su residencia de un country –en abril- fue en una investigación por el homicidio de un policía ligado a un trama narco.

“Del resultado de intervenciones telefónicas, se advirtió que Ariel Máximo Cantero, alias ‘Guille’, desde su lugar de detención determina a los jefes de la barra de Newell’s Old Boys y, además, tiene llegada al Jefe de la barrabrava de Central, Andrés Bracamonte, y recurre a él en determinadas situaciones”, dijo el fiscal.

Como evidencia del presunto nexo entre “Los Monos” y Bracamonte, el fiscal leyó una escucha del 3 de diciembre en la que Fernando “Enano” Morel, un lugarteniente de “Guille” Cantero que está detenido y para la Justicia se encargaba de las extorsiones a sindicatos que le encargaba su jefe.

“Morel le comentó a Cantero que los taxistas estaban haciendo una manifestación en el Concejo Municipal de Rosario y que había bombos que él creía que pertenecían a la barra de Newell’s Old Boys, y que a su vez había un gordo de Central que ‘anda con el Pelado’, ‘con el Pillín'”, dijo el fiscal.

Según la acusación Morel refirió que el “Gordo” está “filmado por su gente y que se ve re bien, que es un Gordo que grita y que está con la pechera de los taxis”.

En otro llamado del mismo día, Cantero se comunicó con Maximiliano “Cachete” Díaz -imputado por la balacera al casino de Rosario en la que fue asesinado un hombre y que habría sido encargada por “Los Monos” para extorsionar a la sala de juegos- y le preguntó por los bombos que utilizaba el sindicato de Taxis.

Cantero explicó que “son de la Peña del Sindicato de Newell’s” y le indicó a Díaz “que le mande el video a Mario, a ver si lo juna a ese de Central, que él lo va a hacer retar con el Pelado, haciendo alusión a Bracamonte”.

Para el fiscal Moreno, esa conversación demostró “la llegada” de “Guille” Cantero al jefe de la barrabrava de Rosario Central.

El jefe de “Los Monos”, que está detenido, le comentó a Díaz la conversación que iba a tener con el “Pelado”: “De última le voy a decir, si me solucionás un problema ahí, porque cuando vean este video, están ahí todos como barrabravas, cuando vayan a otro y apoyen a otro como barra, no sé si te va a gustar que te dejen mal… así le voy a decir”.

Moreno también recordó las fotografías que se hicieron pública años atrás que mostraron a Bracamonte en la celebración del cumpleaños de 15 de una hermana de Claudio “Pájaro” Cantero y de “Guille”, los hermanos que lideraron la banda narco “Los Monos”.

Para el fiscal, otro evidencia del nexo quedó expuesta “en noviembre de 2015, en un partido de fútbol de Rosario Central contra Boca Juniors, en el alambrado de la popular local, sobre la bandera ‘Los Guerreros Pte.'”, que es la bandera “oficial” de la barra ‘Canalla’.

“Se colocaron dos banderas en un intento de homenaje al fallecido ‘Pájaro’ Cantero, que supo ser líder de la banda conocida como Los Monos, las que rezaban ‘Pájaro Cantero Pte’ y ‘Dios le da las peores batallas a sus mejores Guerreros’, acompañada de una imagen del rostro de Claudio Cantero”, sostuvo Moreno en la audiencia que terminó con la imputación y prisión preventiva por dos años de Bracamonte.