Piden asistencia a la Nación para abonar salarios y destrabar el paro de la UTA en Santa Fe

En tanto, tras cumplirse el undécimo día de paro, el secretario adjunto de la UTA Rosario, Sergio Copello, comunicó que el sindicato resolvió continuar el paro por tiempo indeterminado “hasta completar el 100% del sueldo de abril”.

Los choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Santa Fe cumplen hoy 11 días de paro por tiempo indeterminado en reclamo de deudas salariales en abril, mientras que el gobierno local y los municipios piden asistencia del Estado nacional por considerar “que no queda otra salida”.

“No hay modo de que esto se pueda resolver desde los municipios y es lo que se planteó; dependemos de que se incluya al transporte en el programa de Asistencia al Trabajo y Producción (ATP) o de una modificación de los subsidios al boleto, que tras la pandemia no tuvieron ninguna evolución”, aseguró el intendente de Rosario, Pablo Javkin.

Javkin precisó a la prensa local que “el sistema de transporte público urbano e interurbano se financia en un 45% con subsidios de la Nación, la provincia y el municipio, mientras que 55% proviene de recaudación propia; antes de la pandemia viajaba 450.000 pasajeros y hoy, 62.000”.

“La reducción de los recursos es de 85% en los dos meses de cuarentena, ecuación que complica el financiamiento del sistema sin el reconocimiento de los subsidios o vía ATP sobre los sueldos”, agregó.

El intendente sostuvo que “la situación en el interior del país es muy distinta a la del Área Metropolitana de Buenos Aires, donde el volumen de subsidios es mucho mayor al resto de las provincias”.

Tras un encuentro virtual anoche con sus pares de Santa Fe, Emilio Jatón, y la ciudad entrerriana de Paraná, Adán Bahl, Javkin contó que decidieron en conjunto remitir un documento al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

En línea con los intendentes, el secretario de Transporte de Santa Fe, Osvaldo Miatello, en declaraciones a Radio2-Rosario, consideró “que es necesario un gran acuerdo entre todas las partes, sobre todo del Gobierno nacional”.

“Los sueldos a abonar representan cifras siderales por fuera de las posibilidades de los gobiernos provinciales y municipales, y los ATP, podrían representar una salida del conflicto”, evaluó.

El conflicto comenzó porque los choferes, cobraron en mayo el 50% de los haberes de abril.

“Hoy fue depositado un 15% más, que lleva los pagos a 65% del total, una cantidad insuficiente para volver a trabajar”, dijo el gremialista.