Rosario sigue promoviendo los nacimientos sin prácticas invasivas

En el marco de la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado, el municipio continúa garantizando el derecho de las mujeres a decidir cómo y con quién parir.

Bajo el lema Mi decisión debe ser respetada, del 17 al 23 de mayo se conmemora la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetado. En este marco, la Municipalidad de Rosario continúa promoviendo el nacimiento sin prácticas invasivas innecesarias, así como la concientización sobre la importancia de los derechos de las madres y sus hijas/os durante el proceso del parto respetado.En este sentido, la Secretaría de Salud Pública informó que, durante abril y los primeros 15 días de mayo, se atendieron más de 600 partos en las maternidades públicas. La Maternidad Martín llevó adelante 416 partos nacimientos, de los cuales 297 fueron espontáneos, 2 fórceps y 117 cesáreas, en tanto en el Área de Atención Integral de la Mujer del Hospital Roque Sáenz Peña se concretaron 225 partos, entre ellos 38 cesáreas.

Asimismo, dado el contexto sanitario impuesto por la pandemia, es fundamental destacar que todas las maternidades públicas se adaptaron a los protocolos vigentes de seguridad e higiene, a la par que, como en el resto de los efectores de salud, se impulsaron en las mismas modificaciones edilicias dirigidas a prevenir el coronavirus.

Desde la cartera sanitaria local se recomienda a quienes cursan un embarazo sin dificultades postergar las consultas todo lo posible, a la vez que se recuerda que, ante casos con complicaciones, preocupaciones o dudas, las embarazadas pueden acercarse a las maternidades para ser atendidas.

Cabe destacar que, en el caso de las embarazadas de riesgo por distintas patologías, se realiza un seguimiento particular, con profesionales en permanente contacto, ya que los consultorios de alto riesgo funcionan con normalidad durante la pandemia. También se remarca que los papás pueden estar presentes en los partos pero no en las cesáreas, y que están suspendidas las visitas de familiares.

Entre otras estrategias, en los centros de salud tienen prioridad de atención las mujeres embarazadas e hijos e hijas recién nacidos para los controles. Además, el Servicio de Obstetricia de la Maternidad Martin puso un teléfono a disposición de los profesionales de los efectores de atención primaria para cualquier consulta en relación a pacientes embarazadas durante las 24 horas.

Parto Respetado

El término parto respetado hace referencia a una modalidad de atención del parto caracterizada por el respeto a los derechos de las mamás y los hijos e hijas en el momento del nacimiento, y en la que, además, la mamá, su bebé y sus vínculos afectivos sean los verdaderos protagonistas.

El parto respetado se implementa desde hace años en las maternidades municipales con el objetivo de garantizar el derecho de las mujeres a decidir cómo y con quien parir, y que han consolidado a Rosario como ciudad pionera en la materia. A partir de las prácticas enmarcadas en este paradigma, se observan importantes cambios en la forma de parir y en el respeto entre la madre y el recién nacido/a, entre ellos la baja en el número de cesáreas y el apego inmediato a través del contacto piel a piel entre la mamá y el bebé, denominado Hora de Oro.

Desde 2004, en Argentina la ley 25.929 establece los derechos de padres e hijos durante el proceso de nacimiento. Se trata de una reglamentación vigente en cuenta a la hora del par, una norma que ordena una serie de premisas que la salud pública debe sostener, entre ellas evitar prácticas invasivas así como el suministro de medicación innecesaria, e informar sobre las diferentes intervenciones médicas y, ante todo, la posibilidad de que la parturienta pueda participar en la toma de decisiones.

Así, con la consolidación de conceptos y prácticas enmarcadas en el parto respetado tales como libertad de movimiento, expresiones de las mujeres y la hidratación por vía oral, se logró disminuir la colocación de sueros intravenosos y de ocitocina (hormona para estimular las contracciones), y se logró reducir también la rotura artificial de las membranas ovulares.

Fuente: ROSARIO NOTICIAS.