Terminó la primera misión del FMI en el país para llegar a un acuerdo

Los representantes se reunieron con el Gobierno, la oposición, gremios y empresarios. Buscan renegociar el pago de U$S45.000 millones

La primera misión técnica del Fondo Monetario Internacional durante el Gobierno de Alberto Fernández terminó este domingo y, de esa manera, concluyó el primer paso para negociar un acuerdo que le permita a la Argentina refinanciar la devolución de unos U$S45.000 millones en los próximos años.

La visita del staff del FMI fue encabezada por la directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack; y el jefe de la misión para la Argentina, Luis Cubeddu. Su misión finalizó un día antes del inicio del encuentro anual del FMI y el Banco Mundial, cuyo foco estará puesto en la recuperación de la economía ante la pandemia.

Los funcionarios del Fondo comenzaron su agenda de reuniones el martes pasado. El objetivo de los encuentros fue hacer un primer análisis de las cuentas públicas, las demandas del sector privado y la situación social tras varios años de caída de la actividad económica y el efecto de la actual pandemia; y escucharon a miembros de la oposición, sectores económicos y la sociedad civil.

El plan contempla una nueva visita en noviembre próximo, aún sin fecha precisa, que tendría un carácter más profundo para avanzar en las negociaciones, a diferencia de la actual que buscó una primera impresión de la realidad argentina.

Durante la semana, el presidente Alberto Fernández y la titular del Fondo, Kristalina Georgieva, marcaron la tónica de las negociaciones para alcanzar un acuerdo sin un pedido explícito de ajuste de gasto, que le dé a la economía margen para una recuperación, tras la caída que experimentará este año como consecuencia de la pandemia.

“Queremos ser parte de una solución duradera a lo que ha sido durante tanto tiempo ciclos de auge y caída en la Argentina; y vamos con la mente abierta a buscar la manera de llegar a ese punto en que el país sea sólido, estable y próspero”, expresó la titular del FMI al canal CNN en Español. Georgieva agregó que no venían con la idea de “bueno, veamos cómo podemos ajustar aún más el gasto”, en el contexto actual de la realidad argentina.

El FMI y el Gobierno deberán llegar a un acuerdo sobre el camino fiscal que elegirá el Ministerio de Economía para reducir el elevado déficit con el que terminará 2020. Según el proyecto de ingresos y gastos que se discute en la Cámara de Diputados, Martín Guzmán espera que 2021 tenga un desequilibrio fiscal de 4,5% del Producto Bruto Interno.

El escollo que deberán resolver ambas partes será un rediseño de la agenda de reembolsos que tiene que hacer el Estado argentino. En ese sentido, el acuerdo original firmado por Mauricio Macri y Christine Lagarde implicaba la devolución de unos U$S38.000 millones entre 2022 y 2023. Según adelantó Guzmán, una primera propuesta del país será ganar un plazo de gracia de tres años sin realizar pagos.