Vicentín: imputaron a González Fraga por el endeudamiento con el Banco Nación

El extitular del Banco Nación es investigado por otorgar un crédito de $18.500 millones a la cerealera Vicentín, principal aportante de dinero a la campaña presidencial de Mauricio Macri

El fiscal federal Gerardo Pollicita imputó hoy a Javier González Fraga, expresidente del Banco Nación durante el macrismo, en la causa en la que se investiga el otorgamiento de un crédito de $18.000 millones (20% del patrimonio computable del Banco Nación) a la cerealera Vicentín, en contra de las normativas de la entidad.
El fiscal Pollicita impulsó la investigación por la posible defraudación no solo contra quien presidió el Banco Nación en los últimos tiempos del gobierno de Mauricio Macri, sino también contra los empresarios Alberto Padoán y Gustavo Nardelli, quienes encabezan la firma Vicentín. Padoán estuvo involucrado en la causa que se inició a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno, donde se determinó que había empresarios que pagaban coimas a ex funcionarios kirchneristas.

Cesación de pagos

El conflicto comenzó cuando a principios de diciembre 2019 Vicentín informó que entró en un proceso de “reestructuración de pagos” a partir de una situación de “estrés financiero”. La noticia mostraba cómo la principal aceitera de Santa Fe y una de las más grandes del país entraba en cesación de pagos con una deuda bancaria total de poco más de $23.500 millones.

La denuncia realizada por un particular se basa en un trabajo hecho por el ex diputado, economista y dirigente de Unidad Popular, Claudio Lozano, quien fue designado director del Banco Nación por el gobierno de Alberto Fernández.
Pollicita explicó en su imputación que había citado a Lozano para que explicara el contenido del informe en su fiscalía antes de realizar el requerimiento que presentó hoy. Y aunque Lozano no concurrió a declarar, tomó el informe hecho por director del Banco Nación de la página web del partido Unidad Popular.
El informe, fechado el 16 de enero pasado y firmado por Lozano, señala que “según los trascendidos periodísticos, la empresa Vicentín anunció que por “stress financiero” (¿?) no va a pagar los 23.500 millones de pesos que debe a los bancos (18 mil al Banco Nación), ni los USD 350 millones con los productores agropecuarios, más toda la financiación que tomó por Bolsa, ni todo lo que debe a bancos internacionales de crédito en dólares‘.